Naila

La mamá de Naila es tan dulce que parece hecha de mazapán y su hija no podía ser menos, con unos rizos tan bonitos que parece una muñeca siempre sonriendo, siempre feliz.

Sólo el nombre ya es musical por si solo, no hay que añadirle más, sólo escucharlo por primera vez y ya me pasé todo el día canturreando Naila, la, la, la, la... una nana para ir a dormir, sin olvidar nuestro osito favorito, sin él ¿quién va a poder dormir?


No hay comentarios:

Publicar un comentario