Nana de Lucas

A veces la ilusión que pone una abuela al explicar por teléfono cómo es su nieto que acaba de nacer es suficiente para llegar a captar ese momento mágico que cambia la vida de todas las personas relacionadas con esa pequeña personita que aún no sabe que es lo que pasa, no sabe que es el centro de atención de una familia y sin embargo en un sólo segundo de vida ha sido capaz de cambiarlo todo.

Es ese instante mágico en el que su mamá lo ve por primera vez, entre lágrimas de felicidad, y sonríe. Ese instante que hace que la vida de pronto merezca la pena.

De pronto ya no quieres nada más, ya lo tienes todo y no necesitas nada pues entre tus brazos acunas un pedazo de cielo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario